El niño que dibujó un buque

el_buque.jpg

Mis primeros recuerdos de la infancia me trasladan a La Coruña. Desde sus cantones disfrutaba de una vista panorámica del puerto, donde los buques anunciaban sus movimientos con unas sirenas de sonido grave. Llamaba mi atención su porte enorme cuya grandeza justificaba tan alta sonoridad. El horizonte era la puerta a lo desconocido, y los grandes buques tenían el poder de traspasar el límite para navegar hacia no se sabe donde. Años más tarde, en el colegio, la señorita nos puso como tarea dibujar algo a nuestra elección. Mi dibujo fue un buque enorme que me quedo muy bien a juzgar por su reconocimiento. Le gustó tanto que me lo pidió para ella. Que alguien fuera capaz de valorar algo de mi persona era precioso para mi, tanto que aún hoy lo recuerdo con agradecimiento. La autoestima, es la gran carencia de mi vida. Es muy triste morirte sin haber sido capaz de amarte a ti mismo.
Teresa fue la señorita de Ignacio, aprecio mucho a esta amiga, tiene una cualidad maravillosa: siempre te valora, y es capaz de descubrirte tu valor. Imagina lo que es estar con una persona así.
Cuando navego entre la valoración, y la aceptación, soy el niño que dibujó un buque.

Anuncios

4 Responses to El niño que dibujó un buque

  1. Idoya dice:

    Hola Javier:

    Soy nieta de Geno y acabo de encontrarme con tu página “googleando” el nombre de mi abuela. Me ha hecho mucha ilusión ver las fotos de sus libros.

    Mi abuela murió en el año 1987. Tenía dos hijos. El mayor murió y el otro es mi padre. Le he pasado la referencia de tu blog.

    He visto por ahí una entrada en la que había una imagen de unos anuncios de sus clases en el periódico, pero no puedo abrirla. ¿Me la podrías mandar al correo electrónico? Me encantaría verla.
    Un abrazo.

  2. enrique5 dice:

    Idoya, soy Enrique, hermano de Javier. Te he enviado un correo a tu dirección.
    Un abrazo.

  3. BELEN dice:

    ¡Dios mio! ¡Como le habría gustado a Javier! ¡Habría sido feliz con tu mensaje! Geno es parte de la historia de nuestra madre, un nombre y una historia que anida en los corazones de cada uno de nosostros.
    ¡Como le hubiera gustado a mi hermano poder charlar contigo!.
    Por favor, cuentanos de tu abuela.
    Gracias por encontrar este blog.
    Belén.

  4. Idoya dice:

    Hola Belén

    He enviado unos mails a Enrique contándole algunas cosas. Me hizo muchísima ilusión encontrar el blog y me da mucha pena no haberlo encontrado antes para haber podido ponerme en contacto con Javier. Para mí supone mucho el que él tuviera ese recuerdo de mi abuela y haber visto esas menciones tan cariñosas a ella y a su libro, que para mí son un referente importantísimo de mi niñez.

    Mi abuela murió enel año 1987 y fue una persona extraordinaria. Ya le he comentado a Enrique que cuando era pequeña me contaba muchísimas batallitas de su vida y yo recordaba el apellido de vuestros abuelos de oírselo a ella.

    Ayer mi padre me contaba que recordaba haber ido de pequeño a la iglesia a la boda de vuestros padres. Un abrazo y de verdad que siento muchísimo la muerte de vuestro hermano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: