La botella

la_botella.jpg

Camilla Falsini

Los escrúpulos son manías, y se pueden superar. Esta escrito que a la fuerza ahorcan. Y ese precisamente es el método con el que los voy superando. Voy a dar un ejemplo que lo ilustra muy bien. En una hospitalización tuve como compañero (lo más exacto sería decir “vecino”), a un señor que era víctima de sus escrúpulos. Obsesionado por su botella de pis la controlaba celosamente, casi la vigilaba; o mejor dicho “me vigilaba”, para asegurarse de que no se la cogía confundida. Ignoraba que yo antes de usar la suya, sería capaz de mearme encima. Sólo de imaginarme introduciéndola en el mismo sitio que el, me ponía peor. Antes me la cortaba. Así que si este señor estaba obsesionado con su botella, yo también, porque me lo recordaba constantemente obligándome ha visualizar tan traumática confusión. Llegó a resultarme cargante el tío, su botella, su orina y la enfermedad que lo trajo a mi lado. Me castigó tanto que cuando entraba al baño, mi vista inconscientemente buscaba su asquerosa botella. Mientras orinaba en la mía (pues había que guardarla después en un frasco), pensaba:te imaginas lo que seria meter mi cola en el mismo sitio que el…¡que asco!, ¡hay!, ¡que repugnancia!. Menos mal que van numeradas y la mía es la…la…¡nooooooo!, ¡no es posible!,….¡esto no esta ocurriendo de verdad,es una pesadilla!, ¡mi cola en SU botella!,…y rozando las paredes que antes el ha rozado…con la suya…!, ¡me muero de asco!,…¡esto no esta pasando…,por favor!, ¡no, no, no…!. Necesito estropajo, me la voy a frotar hasta despellejar. El cepillo de uñas… Transcurrida la conmoción inicial, mi siguiente inquietud fue que no se enterase el maníaco. Todavía hoy transcurrido el tiempo me cuesta recordarlo. Esta historia tiene doble lectura, la primera: supera los escrúpulos por las buenas o tendrás que superarlos por las malas. Y la segunda: mira donde la metes.

Anuncios

3 Responses to La botella

  1. tayines dice:

    Terrible la historia que cuentas; yo no lo habría superado. Deberías habérselo dicho para vengarte y ver su reacción. Seguro que a partir de ese día hubiera dormido abrazado a su puta botella.
    Por cierto…el cepillo de uñas ¿lo tiraste o lo sigues usando? ¡¡Dios…..!!

  2. Patricia dice:

    Es cierto… somos una familia realmente mojigata pero ahí es donde nace nuestro encanto. Podemos sacarle fruto a todo tema q se nos ponga por delante; cuanta cultura poseemos…sí! Destancando siempre nuestra cultura “callejera”…

  3. Javier dice:

    Querida Nena: te agradezco más lo que omites que lo que cuentas. Este tema está llegando ha resultar “delicado”. Al final habrá que poner como en los portales de vídeos, algo así como:puede llegar ha herir la sensibilidad del lector, “inapropiado”, como en Youtube. Jamás pensé que mi experiencia fuera formara parte de un historial semejante. Todo lo escrito es broma, claro…Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: