LA FRONTERA

 

0kandahar300.jpg

 

Durante una de las recientes guerras entre la India y Paquistán, unos oficiales del ejército paquistaní fueron hechos prisioneros por los indios y custodiados como correspondía a su rango hasta el final de las hostilidades. Cuando llegó el día de devolverlos a su patria, se presentó un oficial indio, los puso en libertad, los acompañó hasta el límite de los dos países y les dijo: “Aquella línea de árboles que ven ustedes es la frontera entre la India y Pakistán. Una vez que la crucen, estarán en su tierra. ¡Buena suerte!”
Los oficiales paquistaníes, al divisar su tierra, se llenaron de alegría, salieron corriendo, pasaron la línea de árboles y, al llegar a suelo paquistaní, se arrodillaron y comenzaron a besarlo, a derramar lágrimas de gozo y a decir: “¡Oh, Madre Paquistán! Te amamos, te servimos, te veneramos. Hemos sufrido por ti, y por ti sufriríamos mucho más, hasta derramar gustosos nuestra sangre por tu seguridad y tu gloria. Sólo el pisar otra vez tu bendito suelo nos hace felices.”
En esto estaban los fervorosos oficiales cuando se les acercó corriendo, pòr detrás, el oficial indio, que blandía unos papeles en su mano y comenzó a decirles en cuanto consiguió que le prestaran atención: “Ustedes perdonen, si les interrumpo, pero ha habido un error. Acabo de mirar bien el mapa, y Paquistán no comienza en esta línea de árboles, sino en la siguiente que ven ustedes cien metros más allá. El terreno en que están ustedes es todavía la India. Tengan la bondad de trasladarse un poco más allá, y estarán en su casa. Espero no les haya causado ninguna molestia, y vuelvo a presentarles mis excusas.”

Anthony de Mello 

Anuncios

6 Responses to LA FRONTERA

  1. tayin dice:

    Hace ya mucho tiempo que llegué a la conclusión de que el lema de TODO POR LA PATRIA es una de las muchas mentiras con las que nos quieren engañar; todos los que conozco que se entregan en cuerpo y alma al servicio absoluto a su patria lo hacen a cambio de unos cuantiosos emolunentos y ventajas.

  2. Javier dice:

    ¡Hombre Tayín, alguien habrá que este por vocación!, Tú mismo, sin ir más lejos…¿O no?.

  3. Àngels dice:

    Al leer este texto me ha venido inmediatamente a la cabeza “Mourir pour des idées”, esa canción de Georges Brassens de la que no he encontrado una traducción que refleje exactamente su espíritu, que dice, entre otras cosas: “Mourons pour des idées, d’acord, mais de mort lente” . Si no la conoces, te la recomiendo, creo que te gustará.

  4. Belen dice:

    yo desde luego no daria la vida por mi patria ni loca, ¡pues no tengo cosas que hacer! me daria lo misma esta que otra tierra si conmigo llevo a mis seres queridos.

  5. Nena dice:

    La Patria está dónde se vive, no importa el lugar donde se halle sobre el globo terrestre. No debería haber fronteras. Ya sé que es ridículo pensar de ésta forma, pero la Tierra es tan bella que deberíamos poder disfrutar de ella a tope en cualquier lugar del mundo.
    No vale la pena morir, ni por tus ideas ni por la Patria, es absurdo; la sangre hace falta para vivir y para dar vida a otros que están falta de ella.

  6. Javier dice:

    Con vuestros comentarios mis sentimientos quedan expresados. ¡Ojala todos fuéramos ciudadanos del mundo, y habláramos el mismo idioma!. No existirían los argentinos, ni los españoles, si no : Àngels, Belén, Nena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: