GAUDÍ Y EL PALACIO

palacio_episcopal.gif

La construcción del palacio episcopal  de Astorga fue una fuente de enormes quebraderos de cabeza para Antonio Gaudí. Llegó el momento de montar el triple arco abocinado del pórtico. Media ciudad llenaba los alrededores de las obras contemplando a Gaudí que, arrebatado, dirigía la operación. Arquitectos y académicos de toda España esperaban con sonrisa irónica el resultado de aquella locura. Las dovelas se derrumbaron. Gran alegría para muchos. Se reinició el trabajo y volvieron a caerse. Al anochecer se inició por tercera vez y un fuerte vendaval derribó los arcos. Era el desastre. Lejos de amilanarse, Gaudí dejó el puesto directivo y con sus propias manos, desollándose y con la ayuda del operario Luengo, rehizo los arcos. Después de poner la última piedra, arquitecto y albañil, exhaustos y ateridos, se fundieron en un emocionado abrazo. Las manos ensangrentadas dibujan una rosa en la nieve.

Del libro “Gaudí”, de Álvarez Izquierdo.
Ilustración cortesía del “Centro Virtual Cervantes”.

5 respuestas a GAUDÍ Y EL PALACIO

  1. Belen dice:

    Algo parecido le ocurre a Pepe cuando hace alguna chapuza, la diferencia es que cuando por fin la termina (dos o tres años después), se sienta a observar su creación con un botellin en la mano.

  2. Javier dice:

    ¡Quién pudiera ser constructor de sueños!…

  3. Nena dice:

    Bueno, hay quien tarda dos o tres años en acabar su obra. A mí, personalmente, mi obra de más envergadura, en cuestiónes materiales, me ha llevado mucho más tiempo; el tiempo que dura pagar una hipoteca. Ya casi tengo mi catedral particular.
    Nunca soñé que pudiera lograrlo. Lo importante es intentarlo. Aunque lo material no es tan trandescental como lo espiritual.
    Puede llevar toda una vida, luchar por conseguir tus ideales. El no ya se tiene, de modo que hay que luchar siempre por conseguir el sí. Y aunque los sueños, sueños son, por lo menos intentar atraparlos, y puede que alguno podamos coger. Que no nos quede nunca la sensación amarga de haber tenido la oportunidad de intentarlo,y dejarla perder.

  4. tayin dice:

    ¡Hay que ver la humildad de los Obispos a lo largo de la historia!

  5. Javier dice:

    Gaudí no llegó a finalizar la construcción del palacio episcopal. Es entretenida la historia completa.
    Nos alegra leerte y saber de ti. Tu toque culto y diferente es muy apreciado. Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: