Y VERÁS QUE TU VIDA RESPLANDECE

 

y-veras_que_-la_-vida_replandece.jpg

 

-Ten los pies en el suelo y la cabeza en el cielo. Cuando camines de noche mira las estrellas; interésate por cuando la luna crece y cuando mengua, y aprende a localizar algunas constelaciones. En algún momento de tu vida duerme al raso: la espalda contra el calor de la tierra, los ojos mirando al cielo.

– Siempre que hables con otra persona ponte por un momento en su lugar, imagina que tú eres ella; seguro que la entenderás mejor.

– Aunque cueste algún esfuerzo, mantén siempre una pizca de alegría en tu ánimo; la alegría es contagiosa y se comunica a la gente.

– Intenta comprender a los niños, y adáptate en lo posible a su mundo; también ellos habitan la Tierra. Cuando camines y te encuentres con un niño, abre bien tus ojos y sonríele.

– Trata a las personas como te gustaría que te tratasen ti, de esta manera tu mundo será más hermoso y habitable. No esperes milagros de los demás, ni te ofendas por el olvido de los otros. Confía en ti mismo y no hagas caso de adivinos y curanderos.

– Aliméntate de la mejor manera posible, sana y racionalmente, sin caer en los excesos. Tu propio cuerpo es el mejor médico, quien mejor te conoce.

– Piensa que las personas silenciosas son a menudo intuitivas. Respeta su silencio y aprécialo tanto como la compañía de un buen conversador. Las grandes ideas nacen del silencio y la meditación.

– Reconoce a Dios en todos los dioses y en todas las culturas, Alá, Yahvé, Buda o Krishna participan del mismo principio.

– Ejercita tu cuerpo. Respira aire puro y camina al menos durante media hora cada día. Cuando estés solo, habla de vez en cuando con los animales y las plantas. Lee y mira con tranquilidad a la gente que te rodea. Observa cómo transcurre la vida, cómo se mueve el mundo. Regálate de vez en cuando la contemplación de un hermoso paisaje en las montañas o junto al mar.

– Escribe y pinta, aunque pienses que no lo haces bien. Escribir te ayudará a conocerte. El dibujo y la pintura relajarán tu mente.

– Y verás que tu vida resplandece; sentirás tus pies más ligeros y la conciencia más ancha. Quizá no lograrás cambiar el mundo, pero empezarás a saber de ti mismo.

 

“La Sonrisa de la Tierra” ( Ramón Villeró )

Cortesia de la Nena.

3 respuestas a Y VERÁS QUE TU VIDA RESPLANDECE

  1. Nena dice:

    “La sonrisa de la Tierra”, es un libro precioso. Lo compré de casualidad, curioseando en el aeropuerto de Barcelona antes de embarcar hacia Marrakech. No pude encontrar un libro más oportuno que éste, pues el protagonista vive su aventura en el desierto del Sahara. Me encantó su ternura y me dejó un buen sabor de boca. Os lo recomiendo.

  2. tayin dice:

    Advierto a los usuarios en general que el número de colaboraciones es limitado. Ruego por tanto al responsable tome las oportunas medidas y no sea tan vago.

  3. Javier dice:

    Ruego a los envidiosos controlen sus emociones…y las sustituyan por colaboraciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: