A mi amor, Javier.De su luz y calor

Miércoles, 31 octubre, 2007

     Quiero ser su voz para transmitiros a todos lo que yo sé que sentía y él ya no puede decir. Daros las gracias, de todo corazón, a los que compartisteis con él su Libro de Geno, le ayudasteis a vivir momentos felices de su vida, le animasteis a continuar, le disteis apoyo, y ganó amigos que llevaba en su corazón.

     Murió como el quería, rodeado de todo el amor y cariño de los suyos. Tuvo un momento de recuerdo hacia su querido Libro de Geno. Se fué de forma dulce, como era él.

     Nos ha dejado un gran legado: Su amor, su entereza, su valentía, su sentido del humor, y una gran fuerza que nos ayudó a sobrellevar todo su sufrimiento y dolor y, que ahora, nos ayudará a vivir su ausencia física porque él nunca, nunca…nos abandonaría.

     Un fuerte abrazo a todos.

     Mª Jesús.                                           


AHORA LO ENTENDEMOS

Miércoles, 31 octubre, 2007

AHORA LO ENTENDEMOS

Ahora entendemos los motivos de Javier “para salir por piernas”. Quién podria negarse???  No hay mejor manera de sentirlo con nosotros que a través del  sentido del humor, la risa contagiosa que a él nunca le ha faltado y su ironía para hacer de las situaciones más difíciles momentos divertidos y llenos de buen humor. Con todo el respeto y todo el amor, para compartir una sonrisa con Javier. Te queremos.

ENRIQUE


Miércoles, 31 octubre, 2007

Una madre que llora sin consuelo y unos niños que no entienden.

Una enfermedad infantil que te hirió para siempre y que al final te mató sin compasión.

Un belén de barro sobre el armario de un pasillo y unas manos infantiles que mueven los reyes.

Unas tías solteronas en una ciudad de cristal y unos barquillos crujientes.

Un sermón de pacotilla en la oscuridad de la habitación y risas a montones.

Una rama de castaño desgarrada en el jardín y un remiendo de hilos de colores.

Un estanque de agua helada rodeado de geranios y un chapoteo de niños excitados.

Una película de Los Intocables en la televisión y un agujero en la pared.

Una caña de pescar con su anzuelo y su sedal y un pescador paciente.

Un carrito tirado por un borriquillo y un pueblo azul junto al mar.

Una confidencia difícil susurrada desde tu cama y mucho respeto.

Un perrito que cruza nuestra calle sin mirar y la muerte por primera vez.

Unos céntimos semanales, un tebeo Pulgarcito y una vieja sentada ante su “carrico”.

Un fraile a la fuerza que te pega y tu rebeldía con causa.

Una calle empinada de aquel pueblo y un pastelillo de coco.

Un huerto cargado de frutas y un río con alameda para crear otro mundo.

Un salto ágil mal calculado y una ovación cerrada de palmas divertidas.

Un apoyo de tabla portátil y la búsqueda de la verdad en otra mentira.

Un pasillo largo con puertas de cristal y galopadas sin fin sobre un palo de escoba.

Un solo pulmón enfermo y doliente y mil corazones a su lado.

Un portal en una acera y ella y tú en uno por los siglos de los siglos.

Un concierto de Bach, un poema, la belleza y tú buscándola.

Un Dios que no se si existe y tú buscándolo.

Una explicación a todo esto y tú buscándola.

Un hospital, mil hospitales y una habitación rebosando amor.

Un cuerpo yacente y tú repartiendo esperanza.

Un dolor con miedo agarrado al alma y tú riéndote de todo.

Un descuido, y llegó la muerte esperada, muerte oscura, muerte patética, puta muerte indiferente.

Un hermano, se nos ha muerto un hermano, se me ha muerto mi hermano.

 

Tayín

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


A MI HERMANO

Miércoles, 31 octubre, 2007

Javierico mi hermano, estás aquí en mi corazón. Lo estarás siempre. Tu llama nunca se extinguirá. Tú me dabas fuerza en mi camino y debía haber sido al revés. Se que no estarás solo y por fin descansarás. Se feliz, en mi corazón siempre estás tú. Tu bondad y tu fuerza en la adversidad me darán siempre ejemplo para luchar y continuar. Gracias por todo hermano. Te quiero. Te necesito. Te añoro.