A MI HERMANO

Javierico mi hermano, estás aquí en mi corazón. Lo estarás siempre. Tu llama nunca se extinguirá. Tú me dabas fuerza en mi camino y debía haber sido al revés. Se que no estarás solo y por fin descansarás. Se feliz, en mi corazón siempre estás tú. Tu bondad y tu fuerza en la adversidad me darán siempre ejemplo para luchar y continuar. Gracias por todo hermano. Te quiero. Te necesito. Te añoro.

2 respuestas a A MI HERMANO

  1. amicomio dice:

    29/10/07

    Hoy que no he tenido un buen día, se han agolpado en mi mente bellos recuerdos.
    He recordado ,como una foto fugaz,el primer día que hable mas extendidamente contigo en la puerta de tu casa, en la que siempre me sentí como en la mia.
    Por mi forma de ser prefiero al principio escuchar que ser escuchado,pero desde el primer momento creo que tuvimos ese “feling” de los que con una mirada se lo dicen todo.
    He recordado aquellas excursiones de domingo,tu nunca te quejabas aunque al final del día estuvieras cansado.(Ni siquiera cuando te cogi la mano con la ventanilla del seat ibiza).He recordado aquellas meriendas y cenas ,que no importaban por la cantidad sino por la calidad de sus tertulias.
    Siempre que te escuchaba o leía aprendía algo importante.
    Siempre te admirare por tu inteligencia.tu saber estar,por saber escuchar y sobre todo por tu sentido del humor que no perdías ni en las peores situaciones,haciendo siempre facil estar a tu lado.
    Recuerda que siempre me acuerdo de ti y que siempre te querre porque ocupas un lugar preferente en mi corazón.Para siempre…

  2. BELEN dice:

    A MI HERMANO DEL ALMA, MI GRAN AMIGO
    Me gustaría escribir palabras tan hermosas como los demás, dignas de alguien que irradiaba ¡tanta dulzura y tanto amor!, pero aún me tiemblan las piernas, tengo el corazón encogido y la cabeza confundida.
    ¡Mi hermano del alma! ¡Mi gran amigo! ¡mi confidente! a quien tantos secretos he contado y de quien tantos he escuchado. Te he adorado con toda mi alma y te he admirado como el mayor de mis ídolos. Eras tú JAVIER, mi hermano del alma, el mejor de mis amigos, mi cómplice. La última vez que hable contigo me dijiste que te encanta escuchar mi voz, si vieras ¡cuanto anhelaba yo cada día escuchar la tuya! nuestras charlas, nuestras bromas y nuestros secretos a media voz.Ahora debo acostumbrarme a hablare de otro modo, a escucharte desde mi interior con todo lo que tú has dejado en mi, porque como una vez te dedique con delicattessen, la delicadez de tu esencia permanecerá siempre en mi alma.Te quiero hermano, eres libre al fin y me alegro, pero no puedo evitar el dolor de tu ausencia. Te añoro, te necesito, y Te adoro.
    Belén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: