NELA Y TANA

NELA                 TANA

Nela y Tana son las dos perritas de Javier, tienen 15 y 14 años, Javier las trajo a casa con 4 y 2 meses.La primera que llegó fué Nela con una vitalidad asombrosa, Javier decidió que era demasiado movida para su tranquilo carácter y que necesitaba otra que se adaptase más a él, así que nos trajo a Tana, según él, había elegido a la más independiente de la camada porque fué la única que no se acercó a él cuando fué a acariciar a los 12 cachorros, Tana se quedó con la madre, y vino tan contento pensando que había elegido a la mejor. Grave error, Tana jamás se separó de nosotros y no dejaba que nadie se acercara a ella más que unos pocos elegidos pertenecientes siempre a la familia.Esa fué su gran independencia.

En un principio, me enfadé con él, le dí a elegir entre las perras o yo. Grave error, ya sabeis a quién eligió. El caso es que han formado parte de nuestras vidas, y todavía están con nosotros. Nela , como siempre que Javier ingresaba en el hospital, llora esperando su vuelta y Tana no se separa de mí ni un solo momento siguiéndome a todas partes a pesar de sus limitaciones (está sorda y casi ciega). He querido que formaran parte del Libro de Geno porque formaron parte de la vida de Javier, les dedicó mucho tiempo y cariño, ellas eran su única compañía cuando yo no podía estar con él y sé que pronto, muy pronto volverán a reunirse.

2 respuestas a NELA Y TANA

  1. Carmen dice:

    Qué alegría ver a Nela y Tana.

    Como ves, no puedo pasar entrar todos los días un rato a vuestro bloggs o como se llame, soy antiordenadores. Pero así, me siento estar un poco más cerca de vosotros.
    …Un milagro más de Javier.

    Un Beso Mª Jesús, Ignacio y como no, para Nela y Tana.

    Carmen

  2. David dice:

    Nela y Tana han sido siempre una prolongación de Javier , Mª Jesus y Nacho.
    Aún siendo animales, siempre han sido discretas y educadas cuando había visita.
    Ladran al tocar el timbre,como dandote la bienvenida,pero a continuación y siempre a la orden de sus amos se recogen cada una en su rincón preferido del salón.

    Hace unos años acompañe a Javier porque quería llevarlas a una guardería.
    Despues de visitar unas pocas nos decidimos por la de Montaña.
    Javier ,aún conducía, pero con cierta dificultad.
    Allí nos despedimos de las perras.
    El viaje como siempre fue muy ameno, con las bromas continuas de Javier.
    Recuerdo que la vuelta no fue tan amable.Javier estaba serio y en un momento dado prefirio que conduciera yo.
    Solo dos veces vi llorar a Javier, se que las dos fueron por amor.

    Con los años han perdido facultades, pero siguen siendo entrañables,buenas,fieles y bellas.

    Y es que:

    “…tarde o temprano, el perro se parece al amo….”

    .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: