HUMANIZAR COSAS PARA COMBATIR LA SOLEDAD

 

“Un estudio en Psychological Science afirma que las personas que se sienten solas y no quieren relacionarse pueden humanizar objetos para sentirse acompañadas”.

(Diario Público 21-01-2008)

Yo ya lo he hecho y me siento mucho más acompañado. Además les he puesto nombre a todos y somos una gran familia, contentos y felices. El microondas se llama Ricardo, es un buen microondas. Por las mañana siempre le saludo, le doy las gracias por calentarme el café y le acaricio el lomo.

         Buenos días Ricardo, muchas gracias majo, eres un pedazo de micro…toc, toc, toc.

La cafetera es muy suya, se llama Rosalía y no le gusta que Ricardo me caliente el café. Que tontita es…

La taza del váter se llama Margarita, compartimos muy buenos momentos cada mañana y creo que es con la que más hablo de todos. Me aporta muchas cosas y creo que yo a ella también. Es muy agradecida.

El cepillo de dientes responde al nombre de Severo, es de buena pasta y muy discreto aunque tiene sus más y sus menos con Venancia, la cuchilla de afeitar. Ya se les pasará.

Y muy especial para mí es Fátima, la almohada, me encanta pasar ratos con ella y siempre le consulto las decisiones importantes. Es una buena consejera aunque sospecho que tiene un rollete con Norberto, el cojín, que es que tiene unos coj… este cojín.

En fin, somos muy afortunados, nos queremos mucho.

Estamos pensando en hacer una fiesta de disfraces para carnaval, será muy divertido. Le he encargado a Benita, la olla exprés que se encargue de organizarlo todo pero dice que se me va la olla. En fin ya veremos.

Ahora había pensado en echarme una novia, pero que narices, donde esté una buena lavadora, con ese vaivén y ese centrifugado, que se quiten las mujeres.

Señor, que acompañado me siento, soy tan dichoso.

(Desde luego, como tengamos que hacer caso de todas las memeces con que nos bombardean diariamente vamos a acabar todos absolutamente “agilipollados”).

Enrique5  

8 respuestas a HUMANIZAR COSAS PARA COMBATIR LA SOLEDAD

  1. Nena dice:

    Muy bueno, Kike !!!! Me ha gustado muchísimo, es la mar de original y divertido tu escrito. Me he reído un montón de buena mañana, gracias a tus comentarios, a tu buen humor y a mi boca, que por cierto se llama Jaja ( es que se rie mucho ).
    Tú crees que a Severo, tu cepillo de dientes , le gustaría tener un affaire con mi Jaja ? Todavía está de buen ver.
    Y me puedes decir también ; ¿QUÉ DEMONIOS ESTÁS HACIENDO A LAS DIEZ DE LA MAÑANA, PARA ENTRAR EN EL LIBRO DE GENO NADA MÁS LLEGAR A LA OFICINA, MAJO ? SI ES QUE…….. !!!
    Nena

  2. BELEN dice:

    Pues son las 10,13 y yo tambien estoy aqui, es lo que tiene trabajar en una oficina, además si pones la mesa pegada a la pared a la pantalla del ordenata de espaldas a la puerta, ni Dios se da cuenta de que estas mirando.

    Muy bueno Enrique, pienso utilizarlo con mis hijas para que se laven los dientes, y con Arancha para que se acerque a la ducha a la cual le tiene cierta tirria. En fin humanizar las cosas que nos rodean es una buena idea. Me encanta.

    Bs.

  3. Nena dice:

    Cuando estudiaba tercero de enfermeria, dentro del programa de asignaturas de ése curso, Psicología/Psiquiatria era una de ellas. Conforme iba avanzando el curso pude comprobar, con asombro, lo curioso que resultaba a veces dicha asignatura.
    Los titulados Psicólogos y Psiquiatras, ocupadísimos en resolver y solucionar las complejidades de la mente, recurren a singulares soluciones.
    Me extrañó sobremanera una de ellas, que consiste en el sistema que aplican para quitarle la fobia a los ascensores a un pobre señor que de este mal padecía, siguiendo un método un tanto fuera de lo común a mi modo de ver.
    Al pobre hombre lo convencian, y lo sentaban comodamente en una simple silla en el interior de un ascensor, que muy a su pesar, no cesaba de subir y bajar un montón de pisos una y otra vez. El tratamiento era diario. Lo que no sé es el tiempo que duró la prescripción y la efectividad que tuvo en el paciente.
    La única conclusión que saqué, es que no sé quien estaba menos cabal.
    Y mi única duda; pensar en cómo habrá acabado la fobia de éste señor; si arriba o abajo….
    Nena

  4. Nena dice:

    Yo estoy encantada con tanta compañia doméstica, si, es maravilloso !! Esta mañana mi amiga la lavadora que se llama Dora, se ha puesto enferma y su arreglo me ha costado tanto que hemos tenido un ligero roce las dos. Realmente es estupendo humanizar las cosas.
    Para más inri, su vecina de pared, la que está justo encima de ella, osea la caldera de gas, que responde al nombre de Haygas ( es extranjera ) le ha dado la razón y se ha puesto enferma también porque es una envidiosa y además me la quería jugar. Ambas se llevan muy bien y son encantadoras, cuando trabajan sobre todo, y a mi monedero lo tienen tonto y hacen un poco lo que quieren con él.
    Entre los tres, y el tio que ha venido a solventar su enfermedad, hoy me han hecho mucha, pero que mucha compañia!!
    Qué feliz soy, con mis amig@s los electrodoméstic@s !!
    Nena

  5. Enrique5 dice:

    Vamos por partes, como dijo Jack el destripador.
    Pues no se que hago a las 10 de la mañana en el libro de Geno porque yo no tengo internet en la oficina, si no de qué iba a estar yo pagándolo en casa.
    En cuanto al señor de la fobia al ascensor creo que se olvidaron de él y todavía está arriba y abajo dentro del ascensor. Ahora tiene fobia a los sicólogos y siquiatras.
    Y lo de que se pongan malas nuestras cositas, eso si que es un problema, pues si les coges cariño hay que pagar la reparación por narices y esto hace daño. Lo mejor es mantener una cierta distancia, como con los vecinos y si se han de cambiar pues fuera, uno nuevo y listos. Como con los vecinos. De todas maneras con el dinero no hay problema, no da tiempo a cogerle cariño, dura contigo lo que un gobierno en Italia así que afectivamente hablando no sabe mal que se vaya. Ahora, en cuanto a que nos haga falta, en este sentido sí que sabe mal. Como con los vecinos…
    Me voy que me llama Mariona…la escoba, algo se habrá caído en la cocina.

  6. Tayín dice:

    Perdona, pero tu lavadora es una barragana de cuidado; sé de buena tinta que te los pone con el tostador, que está que se sale.
    Por otro lado está claro que las tazas de retrete tienen la misma cara que sus dueños y además huelen igual.

  7. No le hables así a mi Enriquito, cabeza de berberecho, que tu taza cada vez que entras en el lavabo baja la tapa. Envidia cochina de lo felices que somos. Lo que pasa es que a tí no te quieren, que ya lo dice tu salero, que eres más soso que una sopa de agua.

  8. Enrique5 dice:

    Margarita, deja de hablar con ese señor y abre la tapa… que me estoy meando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: